Nuevo Número: [71] 2 201 900
Urgencia: [71] 2 201 911
Central Telefónica: [71] 2 201 800 - 2 201 810

Su médico tratante le ha solicitado una Ecografía Obstétrica. Este es un examen de gran importancia para evaluar el curso de su embarazo; y es apropiado que asista con uno o dos acompañantes adultos. No es recomendable acudir con niños menores, pues ellos no comprenden las imágenes de la pantalla y muchas veces causan distracción al médico que ejecuta el examen.

1- La ecografía es un examen que utiliza ultrasonido, con el cual hasta la fecha no se ha demostrado que produzca daño al feto.

2- Las mediciones y las observaciones que se efectúan durante la realización del examen son estimaciones aproximadas.

3- La ecografía entrega elementos de apoyo y aporte al diagnóstico, los cuales se plasman en una hipótesis diagnóstica.

4- El aporte de la ecografía debe ser valorado, en el contexto clínico, por su equipo médico tratante.

5- Mediante la ecografía no es posible detectar ni evaluar todo.  Esto está dado por muchas variables, como por ejemplo: la calidad del equipo ecográfico, las características de la madre, la posición fetal, la edad gestacional del examen, las características propias de la anomalía fetal y la experiencia del operador, entre otras.

6- Por las limitaciones propias de la ecografía, o las variables clínicas, es factible que este estudio deba repetirse, o eventualmente complementarse, con otras técnicas conforme a la valoración de su médico tratante.

1- Ecografía de primer trimestre Idealmente debe realizarse desde la semana 7 a 12 y el mejor resultado se suele obtener por vía transvaginal. Su principal función es asegurar la edad gestacional, pues en ocasiones ésta no calza con la edad menstrual; esto se puede ver en mujeres que tienen ciclos menstruales irregulares o que no recuerdan su último periodo. En esta ecografía se evalúa la vitalidad del embrión/feto y se detectan los embarazos gemelares. 2- Ecografía de 11 a 14 semanas Este es un examen de mayor especialización, ya que puede evaluar el riesgo de que el feto porte algunas anomalías cromosómicas, por ejemplo: Síndrome de Down; asimismo, se evalúan algunos parámetros maternos y fetales, como también la Translucencia Nucal del feto. Sin embargo, se debe dejar claro que no es posible detectar al 100% de niños con esta patología. Paralelamente, se pueden sospechar algunas enfermedades genéticas y algunas cardiopatías congénitas. Recientemente se ha introducido en esta ecografía la evaluación de riesgo de Preeclamsia, midiendo el flujo sanguíneo de las arterias uterinas de la madre con Doppler. Esto permite iniciar un tratamiento preventivo en este grupo que ha logrado demostrar una reducción, en alrededor del 50%, de las preeclamsias precoces (graves y con compromiso fetal). 3- Ecografía de detalle anatómico fetal Se recomienda a todas las embarazadas y se debe realizar alrededor de la semana 24 de la gestación. Su función es revisar la formación de los principales órganos del feto y buscar, dirigidamente, malformaciones, ya que el 90% de éstas ocurren en mujeres sin riesgo conocido. Las cardiopatías congénitas son de especial interés, ya que son las malformaciones más frecuentes y su detección antes del nacimiento mejora las expectativas de sobrevida y evita muchas complicaciones del recién nacido. Se debe destacar que algunas anomalías fetales pueden ser evolutivas y ser muy poco evidentes en esta ecografía, para manifestarse en forma más tardía durante la gestación. Adicionalmente, en este examen se mide el cuello uterino y se revisa la circulación hacia la placenta con Doppler; con esto se puede detectar a las mujeres en riesgo de presentar un parto prematuro, o de presentar Preeclamsia y poner en ellas los recursos de prevención y vigilancia antenatal hoy conocidos. 4- Ecografía de crecimiento fetal Se realiza normalmente entre la semana 32 y 34, pero ocasionalmente se puede hacer desde las 28 en pacientes de alto riesgo. Su función es revisar el patrón de crecimiento fetal y detectar aquellos fetos que crecen por encima o por debajo del “rango normal”; pues son un grupo donde se concentran los malos resultados perinatales. Los fetos que presentan un crecimiento por debajo de lo esperado para la edad gestacional deben ser evaluados con Doppler, para detectar aquellos donde la causa es una placenta insuficiente. 5- Otras ecografías que comprenden estudios dirigidos Se realizan en casos donde hay sospecha de anomalías específicas o las pacientes tienen riesgo de presentarla, de acuerdo a los antecedentes personales o familiares, por ejemplo: Ecocardiografía Fetal y Neurosonografía. Se recomienda Ecocardiografía Fetal en todas las embarazadas diabéticas pre-gestacionales, también en las mujeres portadoras de una cardiopatía congénita, o que han tenido un hijo previo con cardiopatía congénita. Del mismo modo, es recomendada a las madres que toman algunos medicamentos, como antiepilépticos y algunos antidepresivos como el litio. 6- Ecografía tridimensional (3D y 4D) Es una nueva función que incorporan los equipos más modernos y consiste en la adquisición de volúmenes para la evaluación de los órganos y la cara fetal. Esta tecnología permite profundizar el estudio de algunas patologías, pero no mejora la sensibilidad en su detección. Habitualmente se realizan tomas en 3D y 4D durante la ecografía de detalle anatómico a las 24 semanas, pero ese no es el objetivo de este examen.
  • Ecografía de 1er trimestre
  • Ecografía de corazón fetal
  • Ecografía de 11-14 semanas (medición de la TranslucenciaNucal)
  • Doppler de Arteria Uterina
  • Ecografía 3D