Nuevo Número: [71] 2 201 900
Urgencia: [71] 2 201 911
Central Telefónica: [71] 2 201 800 - 2 201 810
6

La leche materna es el alimento más completo que puede recibir el bebé. Ésta trae múltiples beneficios, entre los cuales los más importantes son:

  • Entrega una nutrición óptima para el recién nacido.
  • Protege al bebé de enfermedades.
  • Ayuda al correcto desarrollo de la mandíbula del recién nacido, provocada por la succión del pezón, lo que no ocurre con el chupete de entretención
  • Genera seguridad en el recién nacido, ayuda al desarrollo cognitivo y facilidad en el aprendizaje del futuro niño o niña.
  • Evita la aparición de infecciones asociadas a la manipulación de mamaderas.
  • Brinda protección al aparato gastrointestinal.
  • Favorece el vínculo madre e hijo a través del contacto piel a piel.
  • Otorga sensación de bienestar tanto a la madre como al hijo.
  • Acelera la recuperación de la madre porque ayuda a una retracción más rápida del útero.
  • Ayuda a una pronta recuperación del peso de la madre.
  • Es más económica.

El calostro

Es un líquido seroso y amarillo secretado por las glándulas mamarias durante el embarazo y los primeros días después del parto, está compuesto por inmunoglobulinas, agua, proteínas, grasas y carbohidratos.

La succión precoz del calostro mantiene niveles adecuados de azúcar en la sangre, evita la deshidratación y la pérdida exagerada de peso en el recién nacido, proporciona inmunoglobulinas y otras proteínas que son parte del sistema de defensa.

¿Cómo se produce?


lactancia-materna

¿Cómo debe alimentarse la madre mientras dura la lactancia?

No hace falta tener una dieta especial, sólo se deben seguir las sensaciones corporales de hambre y sed. La alimentación de la madre que amamanta debe ser variada, equilibrada y nutritiva, como lo que se presenta a continuación:

  • Consumir 4 porciones de lácteos al día (leche, yogurt o trozos de quesillo).
  • Se deben evitar: grasas, frituras, dulces y golosinas.
  • Evitar las dietas demasiado restrictivas.

¿Qué cosas no debe consumir por ningún motivo?

 Tabaco

 Alcohol

 Evitar el café y las bebidas cola.

La cafeína pasa a la leche y es estimulante, produce irritabilidad e insomnio en el bebé.

Sobre el consumo de ajo, cebolla, coliflor, espárragos y mariscos no está demostrado que afecten negativamente al bebé; sólo se sospecha que ellos sean muy sensibles a los cambios de sabor de la leche. Lo anterior dependerá en gran medida de la cantidad de un determinado alimento que la madre consuma (a mayor cantidad, mayor cambio de sabor), o bien se puede probar con suprimir ese tipo de alimento por completo.

¿Cómo amamantar al bebé?

1.- Comienza a amamantar a tu hijo lo antes posible, preferiblemente dentro de la hora subsiguiente al parto.

2.- No le des chupetes o mamaderas  que confunden su forma de succionar (le es más fácil succionar el chupete que el pezón). Estos además son foco de gérmenes y malformaciones, pudiendo provocar falta de apetito en el niño.

3.- Olvídate de horarios y da el pecho al recién nacido a libre demanda, es decir, cada vez que él lo pida y el tiempo que desee. Mantén la lactancia materna exclusiva por 6 meses, incluso puedes prolongarla hasta el año.

4.- El tiempo de cada toma de leche lo marca el niño. Como guía es importante que conozcas que la composición de la leche materna varía del principio al final de la toma. La primera contiene más agua para saciar la sed del niño, y la última es más rica en grasa para saciar su hambre (algo así como un postre cremoso). Si el niño no toma esa leche final no estará bien alimentado. Lo importante es que los pechos se vayan vaciando.

5.- Siempre comienza la siguiente toma con el pecho del que menos tiempo estuvo para que no sientas un pecho más grande que otro; y así ayudar a que la producción en los dos pechos sea igual.

6.- No dejes que el bebé pase más de 3 horas sin alimentarse.

¿Cómo saber si el bebé está tomando leche en forma correcta?

  • El bebé tiene la totalidad del pezón y una buena porción de la areola dentro de su boca.
  • Las mejillas del bebé están “infladas” hacia fuera.
  • El labio inferior del bebé está rotado hacia afuera.
  • Cuando el bebé succiona se observa actividad en la sien y en la oreja.
  • Se escucha ruido cuando traga leche.

Para saber si tu hijo está recibiendo suficiente leche, comprueba que moja sus pañales con frecuencia (6 a 8 veces) y realiza una o dos deposiciones diarias. Es un poco más difícil observar esto con los pañales actuales que son muy absorbentes, pero si le cambias en cada toma podrás saberlo. El aumento semanal y mensual de peso, junto al resto de su desarrollo corporal, también señalará si todo va bien.